El arte latinoamericano se luce en la feria PINTA de Londres

Imagen

 

En medio del notable auge que experimenta el arte latinoamericano en el coleccionismo internacional, la feria PINTA abrió sus puertas en Londres con la presencia de 50 galerías de Europa y toda América, con “un gran suceso de público y ventas” en su inauguración.

Así lo confirmó a Télam, el director de esta feria, Diego Costa Peuser, editor de la revista Arte al Día Internacional -con más de 30 años en el mercado-, responsable de la feria Arteaméricas que se realiza en Miami, fundador de la primera feria de fotografía en Argentina, Buenos Aires Photo, y creador también de la feria Pinta con sede en Nueva York.

“La feria crece más cada año y se va consolidando entre el público inglés. Están fascinados con el arte latinoamericano. Considero que esta es nuestra mejor edición”, contó entusiasmado Costa Peuser, sobre la tercera edición del encuentro que se desarrolla hasta el domingo en Londres y que desde sus inicios puso énfasis en rescatar la abstracción geométrica, el arte concreto y cinético.

Obras de los argentinos, Julio Le Parc -que viene de ser el gran éxito de arteBA-, Juan Melé y Marta Boto, del uruguayo Carmelo Arden Quin, de los venezolanos Jesús Soto, Omar Carreño, , los brasileños Waldemar Cordeiro y Waltercio Caldas y los colombianos Carlos Rojas y Omar Rayo, se lucen en el inmenso centro de exposiciones Earls Court, en el oeste de Londres.

Por primera vez, la feria incorpora la obra de artistas españoles y portugueses: “Estamos ensanchando esa perspectiva desde la relación geopolítica y cultural entre el Viejo y el Nuevo Mundo. De este modo, nos expandimos para incluir el arte de los siglos XX y XXI de España y Portugal, y propiciar diálogos del arte surgido en ambas orillas”, detalló Costa Peuser.

En este sentido, destaca el movimiento que en España se nominó “arte normativo” no conocido internacionalmente en todas sus implicaciones, quizá, porque no tuvieron la continuidad de sus homólogos latinoamericanos, como el caso del Equipo 57, uno de los primeros colectivos anónimos que se fundó en París.

La galería Rafael Ortiz presentará un stand concebido por dos de sus miembros -Juan Cuenca y Juan Serrano- que reactualiza su Teoría de la Interactividad del Espacio Plástico e incluye, junto con sus creaciones geométricas, los bocetos, maquetas y “artilugios” que les permitieron realizarlas tras un proceso singular de concepción.

“Se trata, en suma, de recuperar un período de la creación española que fue opacada por el informalismo. Un poco como ocurrió en Latinoamérica con el muralismo que era todo lo que se sabía del continente, antes del redescubrimiento de su arte geométrico abstracto”, se explayó el argentino Costa Peuser.

Un recorrido por la feria permite apreciar el entrelazado artístico de ambos continentes a lo largo de diferentes décadas: la visión del “nowhere man” del español Curro González, la veracidad en la fotografía de catalán Joan Fontcuberta, las ficciones conceptuales de la argentina Liliana Porter, o las exploraciones de la banalidad en las imágenes históricas en la mirada del peruano Fernando Bryce.

Dos homenajes se destacan en esta edición de PINTA: uno a la chilena Matilde Pérez (1916), pionera en su país de la interactividad del arte cinético, a través de la muestra “Open Cube” que incluye pinturas, grabados y collages, y otro a la brasileña Lygia Clark, una leyenda del neoconcretismo.

No faltará el arte emergente, que tendrá su lugar en un espacio curado por el mexicano Pablo León de la Barra, que “refleja cómo un grupo de artistas están encarando la actual sociedad al modo de arqueólogos: buscando en los objetos, las estructuras, las construcciones citadinas, huellas para entender el mundo en que viven, lo que éste rescata y lo que desecha… y eventualmente, imaginan, a través del arte modos de transformación”, explicó.

El artista Nuno Sousa Vieira lo hace con sus piezas hechas a partir de objetos encontrados en una fábrica abandonada; Felipe Mujica, con sus paneles de arquitectura temporal; y Francisco Ugarte, con sus peculiares alteraciones de los espacios.

¿Y qué se puede decir del perfil del coleccionista que asiste a Pinta Londres?

-Hay dos tipos: los que están en busca de las mejores piezas del arte geométrico, abstracto, y que no tienen reparo en pagar lo que valen las obras de los años 50 y 60; y el grupo -también esencial- de los nuevos coleccionistas europeos que están descubriendo -maravillados- el arte contemporáneo latinoamericano, y que consolidan su desarrollo, concluyó.

A través del Programa de Adquisiciones de PINTA, entidades como el Centro Georges Pompidou, el Middlesbrough Institute of Modern Art (MIMA), la Tate Modern de Londres y la Universidad de Essex – Colección de Arte Latinoamericano enriquecerán sus patrimonios con obras que se exhiban en la feria londinense.

Mercedes Esquiaga

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s